El estadio de Ciudad de los Deportes fue testigo de una noche histórica, pues se disputó la primera final en la historia de la Liga de Expansión MX, teniendo como protagonistas al Atlante y a Tampico Madero, quienes llegaban a este encuentro luego de empatar a un gol en el partido de ida en el Estadio Tamaulipas.

El encuentro de vuelta fue de menos a más, con un primer tiempo demasiado trabado, con pocas aproximaciones sobre las porterías de ambos conjuntos, así como poca precisión de pase en la última zona.

Para la segunda mitad, el conjunto tamaulipeco se comenzó a mostrar mejor en el terreno de juego, pero serían los ‘Potros’ quienes conseguirían ponerse al frente en el marcador al minuto 67, en cobro de tiro libre que Jonathan Sánchez remató a segundo poste.

A pesar de esto, los dirigidos por Gerardo Espinoza no bajaron los brazos y con un par de cambios justó en el ataque, lo cual rindió frutos al 75’ cuando Jesús Salas apareció a cerrar la pinza y empatar el marcador para mandar al alargue.

En los tiempos extra, el cansancio se hacía notar en ambas escuadras, dejando correr los primeros 15 minutos con el mismo marcador. Fue hasta el inicio del último cuarto cuando Jonathan Vega apareció para sacar un disparo que venció a Joel García, quien recién había hecho un atajadón, y ponía en ventaja al Atlante.

El ímpetu de Tampico Madero no dejó que bajaran los brazos y al 113’, nuevamente apareció el ‘Ruso’ Salas para rematar sólo de cabeza y empatar nuevamente el marcador. Cuando terminaba el encuentro, ‘Cuba’ Sánchez cometería un gran error al cometer una pena máxima, misma que fue bien cobrada por Diego de Buen, para convertir a la Jaiba Brava en los primeros campeones de este certamen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies