Todos conocemos la manera de trabajar del “Tuca” Ferreti. Sabemos que él le da un valor muy (tal vez demasiado) elevado a la disciplina. Hemos visto casos de jugadores que se marchan del equipo del “Tuca”  porque, aunque en la cancha pueden ser determinantes, su vida fuera de las canchas suele ser “alegre”.

Y al parecer éste es el caso del colombiano Luis Quiñones. Fue fichado por los Tigres hace poco menos de 2 años e inmediatamente fue prestado a los Pumas para que se adaptara al futbol mexicano. Desde Colombia venía con fama de ser “fiestero”.

En el equipo unamita mostró grandes cosas, supo asociarse bien en el equipo y mostró una muy buena adaptación al fútbol mexicano, por lo que fue reclutado por Tigres al término del préstamo.

En Tigres pocas veces tuvo la oportunidad de saltar a la cancha pues su puesto estaba siendo ocupado de una manera muy destacada por el oaxaqueño Javier Aquino, quien ha sido una pieza fundamental en el esquema de Ferreti.

Su poca participación en partidos oficiales así como su “alegre” vida fuera de las canchas ha hecho que el jugador no sea considerado más en el equipo felino. Su status es el de transferible, pero aún y cuando nadie muestre una oferta por él, no entra en planes del plantel felino para encarar la próxima temporada.

Por Chuy Cavazos

Amante de los deportes en general, orgullosamente regiomontano. #Compare

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies