Las emociones no se detuvieron en el futbol y en esta ocasión la Nations League enfrentaba a los dos más grandes rivales de la CONCACAF, México y Estados Unidos que no se enfrentaban desde la final de la Copa Oro en 2019 y que hoy se jugaban el primer título de esta competición en Denver.

Desde el minuto uno se vio la intensidad del cuadro mexicano que salió a buscar el resultado y uno de los jugadores más habilidosos fue el que lo hizo posible, hablamos de Jesús Manuel Corona que robó el balón en las afueras del área estadounidense para entrar solo y fusilar al arquero Steffen que no pudo contener el disparo que se convirtió en gol al 1’.

Al 3’, parecía que venía la respuesta norteamericana, esto por pie de su delantero Sargent quien tras botarse a la banda logra hacer una pantalla y a velocidad consigue superar a Gallardo y posicionarse frente a Ochoa, sin embargo, entro al área trompicando y disparó de manera machucada ante una buena reacción del arquero mexicano que rechazó ese balón.

Minutos después al 25’, el cuadro Azteca ilusionó a la afición con otro tanto que cayó posterior a un tiro de esquina en el que Héctor Herrera sirvió para Héctor Moreno quien remató al borde del área chica y mando el balón a la red. Lamentablemente para su causa se encontraba en posición adelantada y se anuló ese tanto.

Esto despertó al equipo de las Barras y las Estrellas que al 27’, en una respuesta casi inmediata marco el gol del empate cuando en un tiro de esquina por la derecha la defensa mexicana fue superada y Weston MacKennie remató estrellando el esférico en el poste para que en la segunda jugada apareciera Giovanni Reyna para empujar el balón al fondo poniendo el 1-1 en el marcador.

La última más clara del encuentro fue al 42’, cuando Hirving Lozano logró romper el fuera de lugar y recepcionó un pase filtrado de Rodríguez para luego enfrentarse en un mano a mano frente al arquero Steffen quien terminó ganando y evitando que su selección se fuera nuevamente abajo en el marcador.

Al 79’, México volvió a ponerse arriba en el marcador cuando tras un conducción larga por parte de Lozano sirvió en los linderos del área para el recién ingresado Diego Laínez que recortó hacía el centro y pateó con potencia un balón imparable para el arquero, situación que significó el 2-1.

La reacción local se antojaba difícil, sin embargo, en un tiro de esquina Estados Unidos se hizo grande, esto mediante su jugador Weston MacKennie quien ya había avisado en remates anteriores pero que en este logró superar no solo a la marca, si no al guardameta también para poder empatar el marcador de manera inmediata al 82’.

Al inicio del primer tiempo extra el cuadro Azteca pareció mucho más vertical con múltiples disparos de media distancia pero ninguno con suficientes argumentos para vencer al arquero suplente Ethan Horvath, quien hasta en tres ocasiones contuvo disparos cruzados de Hirving Lozano que amenazaban con colarse en la escuadra derecha

Para el segundo tiempo de la prórroga fue que se puso un poco más interesante el juego, ya que con una jugada Christian Pulisic hizo estallar el estadio. Tras una recuperación de balón el capitán americano hizo una conducción importante que lo posicionó dentro del área ahí alargó el balón y el defensor Carlos Salcedo lo contactó derribando al atacante, está cuestión fue interpretada como penal y tras una serie de revisiones termino por reiterar su decisión.

Al 115’, Pulisic cobró la pena máxima y de manera magistral colocó el balón en la escuadra imposible para el guardameta Ochoa que si adivino el lugar pero no alcanzó a detener el disparo del 10 estadounidense.

En un tiro de esquina Luis Romo ganó por aire y remató pero el balón encontró la mano de un defensor y nuevamente tras una larga revisión se marcó la pena máxima. Andrés Guardado fue el encargado de tomar el balón y desde los once pasos intentar empatar el juego, tras el silbatazo el mexicano disparó con violencia pero sin colocación un balón que fue atajado por el joven arquero Ethan Horvath, situación que significó el triunfo para los locales en un final agónico que los convirtió en los primeros ganadores de la Nations League por un marcador de 3-1.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies