Chivas y América encarnaron una nueva edición de la rivalidad más conocida del histórico del futbol mexicano.

El juego inició, y apresuradamente, a los 19 segundos de que rodara el esférico, aparecía un inspirado José Juan Macías que, por cierto, impuso un nuevo record como el gol más rápido en la historia de los clásicos, con 21 segundos, para abrir el marcador.

Un resultado que fue tranquilizando en demasía a los rojiblancos, tanto que los azulcremas fueron presionando al chiverio en su propio campo mostrando intención, pero no peligro. Sin importar tal rebeldía, la sociedad Vega-Macías rendía sus frutos, ya que al 33’, el ex Toluca mandaba un golazo en el que poco pudo hacer Ochoa.

La reacción del América no tardó en esperar, y Viñas con un contundente remate, lograba recortar distancias al minuto 35 con el que finalmente terminó la primera mitad.

El juego iba perdiendo consistencia, hasta que un riflazo de Sebastián Córdova al minuto 69, empataba y obligaba los penales. No obstante, la situación daría un giro inesperado, puesto que al minuto 81, el recién ingresado Ángel Zaldívar anotaba el 3-2.

Posteriormente Isaac Brizuela pondría el 4-2 producto de una gran anotación desde los linderos del área. Finalmente, Andrés Ibargüen dejaba todo cardiaco con su tanto al minuto 87.

Con este resultado, Chivas avanza a la final, y su rival será ni más ni menos que Cruz Azul, en lo que promete ser un gran partido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies