En partido de la Liga Española, correspondiente a la jornada 22, Sevilla visitó al Éibar, encuentro por seguir peleando puestos europeos. Para este partido Vicenzo Montella  técnico del Sevilla , hizo varios cambios en el once titular, metiendo a sus nuevos refuerzos al campo; Miguel Layún, Roque Mesa y Sandro, además de poner a Nico Pareja, que llevaba más de cuatro meses sin jugar.

Al equipo de Miguel Layún no le fue nada bien, pues salieron goleados 5-1, teniendo así un debut amargo para el mexicano.

Apenas comenzaba el partido cuando en el minuto 1′ el equipo del Éibar ya iba ganando 1-0 con gol del español Kike que sacó un potente disparo de zurda para mandarla a la red. La jugada del 2-0 fue toda una maestría, Charles bajó un balón largo, se la puso a Inui, que hizo un nudo a Layún, cuando se vio sin hueco, se la dejó a José Ángel, que la puso de primeras al segundo palo, donde Orellana llegaba ante un descolocado Lenglet. Una defensa terrible del equipo sevillano.

Los de Montella se encontraron con un penalti discutible que fue bien cobrado por Sarabia para así acercar en el marcador a su equipo, pero de poco sirvió. Rico tuvo una atajada que salvó el 3-1, pero el tanto no tardó en llegar. Era cuestión de tiempo de que llegase el error sevillista. Esta vez fue en un córner cuando Ramis le ganó la posición a Lenglet para hacer el gol. Montella lo intentó poniendo a Banega en lugar de un gris Roque Mesa, pero otra vez un error le condicionó. A los 61 minutos, Lenglet metió en un problema a Pareja con un pase horizontal, este no estuvo listo y Orellana le robó la cartera para hacer el cuarto.

Media hora quedaba por delante y al Sevilla sólo le quedaba tirar de orgullo para intentar maquillar el desastre. Pero ni eso. Banega, al menos, dio un poco más de criterio al equipo y nada más. Incluso dio tiempo para que llegase el quinto, de falta directa de Arbilla. El cuadro de los andaluces que venía sumando y jugando bien, jamás se le vio cómodo en el campo, siendo así un total desorden en todas las líneas que fue aprovechada por el rival para dominar todo el partido y sellar una contundente victoria que sirvió para quedarse con los tres puntos que los mantiene en la lucha de puestos europeos.

Media hora quedaba por delante y al Sevilla sólo le quedaba tirar de orgullo para intentar maquillar el desastre, pero al contrario , pues recibieron uno más para finalizar la tremenda goleada que les puso el equipo del Éibar que se mantiene en la pelea de puestos europeos con 32 puntos mientras que los del Sevilla se quedaron en 33 unidades.

Miguel Layún no tuvo buena actuación y fue participe del desorden defensivo de su equipo que con la derrota de hoy suman su novena caída del certamen.

Por Alejandro Martínez

Verdadero Fan del deporte más lindo y popular del planeta el Futbol y apasionado de los Diablos Rojos del Toluca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies